+51 978 126 008
proassa@proassa.com.pe


El impacto del Covid-19 para los productores de café

Con los aportes de Café Femenino Foundation de EE.UU, Fundación Fases de Portland, Triodos Bank/Ivos de los Países Bajos y St. Jerome´s University de Canadá, se lograron constituir dos pequeños fondos reembolsables para atender la compra de alimentos y emergencias sanitarias en beneficio de los productores socios y socias de la Central de Cafetaleros del Nororiente (CECANOR).  

Gracias a las organizaciones de productores y especialmente las Rondas campesinas, las zonas cafetaleras se encuentran libre de Covid-19. Dichas organizaciones en coordinación con las autoridades locales, han organizado un eficiente sistema de control de ingreso de las personas que han perdido su trabajo en las ciudades y han retornado a sus comunidades rurales. Todas las personas que salen de la comunidad por más de un día o reciben visitas, deberán cumplir con la cuarentena obligatoria por 14 días en un local comunitario. De igual forma, los vehículos que ingresan a las localidades rurales son desinfectados y las personas debidamente registradas. De esta manera han evitado que el contagio llegue a la población cafetalera.

Sin embargo, es cada vez más sensible la falta de mano de obra en el ámbito rural,  especialmente durante el tiempo de cosecha del café. Con la presencia de la pandemia y las medidas de confinamiento establecidas por el Gobierno Peruano entre los meses de marzo a julio, se agudizó el problema, el personal de cosecha no pudo trasladarse a las zonas de producción, por lo que los granos maduros se quedaron en la planta, provocando una disminución de la cosecha para café pergamino y una pérdida de por lo menos el 30% de los ingresos para los productores.

El Perú se encuentra entre los países más afectados de América Latina y del mundo por el Covid-19, se estima una caída del 12.8% de su PBI, las razones más importantes son; la dependencia de exportación de materias primas especialmente de minerales, la informalidad de la economía que bordea el 70%, y el grave déficit de infraestructura sanitaria para atender a los pacientes infectados por el virus. A su vez, Lambayeque es una de las regiones más afectada, con un nivel de contagio cercano al 40% y uno de los más altos niveles de mortalidad del país.

El Estado brindó ayuda financiera a la mayoría de sectores económicos y sociales del país, para soportar la dramática crisis que generó la pandemia del Covid-19, sin embargo, los pequeños productores rurales aún no reciben el apoyo anunciado, debido a que la distancia les impide ejercer la presión social que ejercen las personas que habitan en las ciudades. Es indispensable que el apoyo económico ofrecido llegue a la pequeña agricultura de la que forma parte la producción de café, para reactivarla y capitalizarla y hacerla sostenible, ya que viene demostrando que es el sector que constituye uno de los mayores soportes alimentarios para la población de las ciudades.

Café Femenino se presentó en Full Circle - Londres
En la última edición anual de Full Circle, realizada en Londres, que coincidió con el 50° Aniversario de DRWakefield, Connie Kolosvary, Directora del Programa Café Femenino de OPTCO, presentó la historia y los avances obtenidos por Café Femenino en el mercado y en el empoderamiento de las mujeres productoras en el Perú y alrededor del mundo. El evento decidió seleccionar al proyecto presentado por Café Femenino Foundation, para apoyar a los productores de Lambayeque en la producción de miel, aprovechando la floración de las plantaciones de café.

El evento que reúne alrededor de un centenar de empresas vinculadas al café, para discutir la situación de la industria y la búsqueda de mecanismos de cooperación para garantizar su sostenibilidad, cada año selecciona el financiamiento de un proyecto social en los países productores de café, en esta oportunidad seleccionó al proyecto presentado por Café Femenino Foundation, para apoyar a los pequeños productores de la zona andina de Lambayeque en la producción de miel de abeja, aprovechando la floración de las plantaciones de café y del bosque nativo que sirve de sombra a las plantaciones.

Se trata de un proyecto muy importante porque contribuirá a la polinización de las plantas, a mejorar el ciclo del agua, a la biodiversidad y equilibrio ecológico. Además contribuirá a mejorar los ingresos de los productores que viven en condiciones de pobreza, porque poseen pequeñas áreas de cultivo, donde la principal limitante es la escases de agua, pero con gran esfuerzo y dedicación producen un café de alta calidad.